Adiós al concepto “odio a las matemáticas”

en

Clara Simón se encuentra actualmente cursando la doble titulación de Ingeniería Aeronáutica. Tras un intercambio en Alemania durante el cual hizo prácticas en el sector aeronáutico, ahora está en Italia para terminar sus estudios. Desde el año 2016 colabora en el proyecto “Mujer e Ingeniería” de la Real Academia de Ingeniería, cuyo objetivo es el fomento del estudio de las carreras STEM entre las mujeres. En este post, nos ha querido resaltar la importancia de las matemáticas,
¡esas grandes odiadas!


¿Matemáticas? Para todo, SÍ.

Difíciles, confusas, aburridas, inútiles… Desde pequeños nos acostumbran a escuchar estos prejuicios acerca de las matemáticas, por lo que es inevitable que hasta cierto punto lo acabemos creyendo, pero… ¿Son de verdad las matemáticas así? ¿Es necesario ser un prodigio para entenderlas? ¿Para que te gusten las matemáticas tienes que ser una persona “rarita”?

La respuesta es NO. Las matemáticas son la base de la ciencia, arte, lenguaje y además, divertidas.

Con el fin de cambiar la visión acerca de esta bella ciencia, desde la Universidad Politécnica de Madrid, el Grupo de Innovación Educativa “Pensamiento Matemático” creó en 2014 el Aula Taller-Museo de las Matemáticas π-ensa, cuya sede se encuentra en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos.

Clara Simón nos habla del Museo de las Matemáticas

Matemáticas para todos.

El Museo de las Matemáticas ofrece talleres para colegios en la propia sede del museo además de una exposición permanente con juegos de lógica, matemáticas y física abierta al público dos sábados al mes. Desde el año 2016 esta iniciativa colabora también en el proyecto “Mujer e Ingeniería” de la Real Academia de Ingeniería, con el fin de erradicar el peor tópico que rodea a las matemáticas, que son “cosa de chicos”.

En los talleres, alguno nos preguntaba curioso qué estudiábamos y para qué servía estudiar carreras de ciencias, en concreto, una carrera de ingeniería - Clara Simón, Ingeniera Aeronáutica #MujerTech Clic para tuitear

Durante el curso 2016/2017 se organizaron visitas en los propios colegios con alumnos de diversas edades y en todos los casos, la respuesta fue espectacular. La visita consta de un taller impartido por una profesora del Grupo de Innovación Educativa y posteriormente una actividad con los juegos anteriormente mencionados. La idea es que durante un día los alumnos sientan que cuando decimos que las matemáticas son versátiles y que las aplicamos diariamente sin casi a veces percibirlo, no mentimos.

Algunos alumnos de bachillerato disfrutando de un taller de matemáticas

Cada alumno se enfrenta durante un día al máximo número de retos posible. Algunos parecen verdaderamente imposibles, incluso para las estudiantes de ingeniería colaborando en el proyecto, pero la capacidad de ingenio no tiene límites. Como ayudante de la actividad, puedo confirmar que incluso los más reticentes a participar acabaron “picados” con los juegos y no querían irse sin saber la solución. Algunos intentaban abandonar si no conseguían resolver rápido el problema, pero en el momento en que se concentraban en ello y veían que podían hacerlo, sus dudas acerca de sus capacidades se disipaban. Incluso alguno iba más allá de la actividad en sí y nos preguntaba curioso qué estudiábamos y para qué servía estudiar carreras de ciencias, en concreto, una carrera de ingeniería.

Despertar ese interés y desterrar los falsos mitos no son objetivos fáciles de alcanzar, pero humildemente opino que los alumnos que pasan por el Museo de las Matemáticas verdaderamente captan el mensaje. ¡Adiós al concepto “odio a las matemáticas”, bienvenidas sean!


Para conocer mejor a Clara Simón, puedes leer nuestra entrevista:
«No hace falta ser Einstein para cursar ingeniería, solo motivación»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *