Mi carrera profesional como programadora

en

Cristina Fernández es Ingeniera de Telecomunicación, aunque siempre se ha dedicado a programar, sobre todo desarrollando aplicaciones web, tanto en parte del servidor como en cliente. Actualmente sigo formándose en diseño web con HTML5, CSS3 y JavaScript.


¿Qué tengo que estudiar para ser programadora?.

Desde pequeña fui muy aplicada y me gustaba aprender. Tenía predilección por las matemáticas, pero no pensé en estudiar esa carrera porque creía que la única salida profesional sería ser profesora y no tenía vocación para ello (ahora sé que hay muchos matemáticos que programan).

Cuando miré las asignaturas de algunas carreras que estaba considerando, vi que en Ingeniería de Telecomunicación había una especialidad en Audio y Vídeo que me interesaba mucho, así que me decidí por esa. Además, había en mi entorno personas que la estaban estudiando o habían estudiado, por lo que creo que el tener ya unos referentes cercanos me animó a elegirla. Sin embargo, con 17 años no tenía clara mi vocación. Y probablemente, muchas otras chicas jóvenes tampoco.

En su momento no pensé en estudiar Informática, no tenía referentes ni nadie a quien dirigirme para informarme - @cristinafsanz Programadora #MujerTech Clic para tuitear

A lo largo de mi carrera profesional he estado siempre en el entorno informático como programadora, pero en su momento tampoco pensé en estudiar Informática, porque no sabía qué era programar, ni que había una salida profesional para ello. Creo que si ahora estuviera en esa situación y me contaran, por ejemplo, que todas las aplicaciones relacionadas con en Internet (redes sociales, reserva de vuelos y hoteles, etc) las han hecho programadores, si me hubieran contado cómo se pueden hacer, me decantaría por Informática o desarrollo de aplicaciones web. Es una profesión que me gusta bastante, siempre aprendes cosas nuevas y ver cómo planteas lo que tienes que crear es un reto diario. Es un trabajo bastante creativo. Pero esto ya lo descubrí más tarde, trabajando. Como comentaba más arriba, no tenía referentes ni nadie a quien dirigirme para informarme.

Maryam Mirzakhani, matemática
Maryam Mirzakhani, primera mujer matemática que recibió la medalla Fields.

Todo lo que puedes hacer gracias a la programación.

Cuando empecé mi experiencia laboral, tenía ganas de trabajar fuera de España durante una temporada, así que pedí una beca Argo para estar 6 meses haciendo prácticas en una empresa en Alemania. Fue una experiencia enriquecedora donde conocí a gente de otros países y donde, además, empecé a trabajar haciendo aplicaciones web. Al final me quedé casi 3 años por allí, nunca me arrepentiré de haber dado ese paso. Y si eres alguien que está planteándose hacerlo, y tus circunstancias lo permiten, ¡no lo dudes!

Para que veáis un posible uso de la programación, en esa empresa de Alemania hicimos una aplicación web para guardar la información de sensores instalados en casas de personas de la tercera edad. Así se podrían detectar caídas o actividades fuera de lo normal y mejorar la vida de estas personas. Las aplicaciones no son solo juegos o reservas o compras. En un futuro, van a estar presentes en casi todos los aspectos de nuestra vida.

Porque lo bueno del sector de la programación es que se pueden hacer aplicaciones que pueden ayudar a otras personas y que puedes trabajar en campos muy distintos. Yo he trabajado en aplicaciones para los sectores de la telefonía, farmacéutica, bancos o incluso para el gobierno. ¡Creo que debería trabajar alguna vez en el sector audiovisual para quitarme la espina de trabajar en esa especialidad que me gustó cuando tenía 17 años!

Lo bueno del sector de la programación es que se pueden hacer aplicaciones que pueden ayudar a otras personas y que puedes trabajar en campos muy distintos - @cristinafsanz Programadora #MujerTech Clic para tuitear

El caso es que, aunque ya había trabajado como programadora, estaba buscando algo diferente. Y al empezar con el desarrollo de aplicaciones web lo encontré. O en realidad me encontró a mí mientras buscaba. Siempre puedes ir probando distintas cosas hasta dar con aquello que más encaje contigo, no hace falta tener claro absolutamente todo desde el principio. En mi caso creo que fue el encontrar esa parte visual de la web lo que me gustó. De hecho volví a formarme un poco más tarde para aprender diseño web y me sigue maravillando.

Desde diferentes caminos, puedes llegar a programar.

En estos años he conocido también programadores y programadoras que han estudiado otra cosa (químicas, filología inglesa, diseño gráfico…) pero que han aprendido programación y son buenos profesionales. Con esto quiero decir que aunque estés haciendo otra cosa, siempre puedes estudiar programación y trabajar en esto si es lo que te gusta más.

Cristina Fernández en una charla de TechWomen sobre aprender a programar

También he conocido muchas historias de mujeres en la tecnología que pueden inspirar a otras mujeres que tengan interés por trabajar en nuestro sector. Muchas de ellas las conocí a través del evento Women TechMakers, que busca visibilizar el trabajo de mujeres tecnológicas y que se celebra en distintas ciudades de España y del mundo. Este año tuve la oportunidad de presentar una charla en la edición de Madrid, donde participamos más de 30 ponentes.

Ya para terminar, quiero dirigirme a las chicas que están pensando en estudiar una carrera o un módulo tecnológico. Ahora hay mucha información en Internet para decidir qué os gustaría hacer. Hay muchas charlas por Internet (por ejemplo las de Women TechMakers de Madrid), muchos cursos gratuitos para empezar con una tecnología y además se organizan talleres tecnológicos en muchas ciudades. Nos podéis contactar a las mujeres que hemos colaborado escribiendo esto si queréis saber más sobre lo que hacemos. Y lo más importante, si os gusta podréis conseguirlo, lo importante son las ganas de aprender y la motivación para estudiar y hacer cosas. Me despido por ahora ¡pero quizás coincidamos trabajando juntas en unos años!


Para conocer mejor a Cristina Fernández, puedes leer nuestra entrevista:
«Los trabajos que realizan las mujeres STEM se infravaloran e invisibilizan muchas veces»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *