“Call of data”: Cuando las mujeres participan en concursos de datos o datathon

en

Laila El Qadi es licenciada en Periodismo, Analítica de Datos por la Tecnológica de Monterrey y Postgrado de Marketing Intelligence & Big Data por la Universidad de Barcelona IL3. Mentora en los programas de Mujer e Ingeniería de la RAI y Woman Emprende de la USC. También es voluntaria en la campaña HeforShe de ONU Mujeres en España, colaborando en la difusión entre empresas y personalidades del movimiento por la igualdad de las mujeres y embajadora de Inspiring Girls.


Somos pocas. Pocas las mujeres que participan en concursos de datos, los famosos datathones o hackatones, con los que se quiere demostrar la pericia y experiencia ante los datos o bien con cualquier otra área tecnológica.

Lo cierto es que no es sorprendente que apenas estemos en un datathon o cualquier otro evento similar. La presencia femenina en eventos y jornadas académicas es mínima. Los ponentes son hombres y cuando los organizadores tienen que planear las jornadas, eligen a otros hombres. Pero en esto no solo es responsable el hombre que organiza el evento, también tenemos nuestra propia responsabilidad por no creer que somos lo suficientemente buenas como para ponernos delante de 200 personas y explicar aquello que sabemos hacer.

A partir de 2014, muchas mujeres empezaron a rebelarse contra el status quo. En esta revolución, en la que se ponía de manifiesto la escasa presencia de mujeres en los ámbitos donde se toman las decisiones, se crearon programas y asociaciones para fomentar la presencia y visibilidad de estas profesionales. Se hizo ver que las corporaciones estaban perdiendo competitividad por no incorporar a la mujer en estas esferas. Pero también se puso de manifiesto las trabas que nos ponemos nosotras mismas. Estudios evidencian que, mientras un hombre se presenta a un ascenso con solo el 37% de los requerimientos necesarios, las mujeres que lo hacen solo postulan si creen que pueden cumplir el 100% de los requisitos. Y eso nos hace no estar en la misma proporción que los hombres. Nos falta confianza en nuestras capacidades.

Mujeres y hombres participaron juntos en el Call of Data

Call of Data, el concurso

Y con estas perspectivas, desde R Ladies Madrid decidimos organizar el primer datathon orientado a mujeres, para que se sintieran cómodas en un entorno no masculinizado y pudieran mostrar sus conocimientos con total libertad.

Nació Call of Data y teníamos claro que todo estaría destinado hacia la mujer: ponentes todas mujeres y líderes en sus respectivos campos, las mesas estaban representadas por algunas de las mujeres más importantes de la historia STEM.

Sin embargo, nos encontramos con el problema de que muy pocas mujeres querían participar, no se sentían seguras en sus conocimientos como para intentar ganar y fue entonces cuando decidimos abrirlo a los hombres, que como sabemos están más propensos a concursar, ganen o no, tengan los conocimientos o no, y la condición para participar siendo hombre era que éstos tuvieran que buscar entre sus compañeras de trabajo, máster y universidad a mujeres para compartir mesa. De 4 miembros, dos o más tenían que ser mujeres si los hombres querían optar al jugoso premio… y funcionó. De 9 equipos que se apuntaron al concurso, más de la mitad eran mixtos.

Esto nos demostró que tenemos que seguir trabajando para la inclusión total de las mujeres en las esferas sociales, educativas y económicas. No podemos esperar a que den el paso ellas mismas. Tenemos que contar con los hombres y hacerles partícipes de que, si quieren optar en igualdad de condiciones, tienen que fomentar la presencia de sus compañeras, nombrarlas en reuniones, proponerlas en charlas y ascensos.

En definitiva, acordarse de un colectivo que aún tiene mucho pudor para mostrarse al mundo tal y como es: profesionalmente magníficas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *